RSS

Crítica: “The Artist”

19 Feb

Muy maja

Dirección: Michel Hazanavicius
Guión:
Michel Hazanavicius
Reparto:
Jean Dujardin, Bérénice Bejo, James Cromwell, John Goodman, Penelope Ann Miller, Missi Pyle, Malcolm McDowell
Fotografía:
Guillaume Schiffman
Montaje: Anne-Sophie Bion, Michel Hazanavicius
Música:
Ludovic Bource

Aquí estamos, ante la película de mayor repercusión del año 2011. Desde el festival de Cannes su ascensión ha sido meteórica y nadie (o casi nadie) ha puesto en duda su calidad. Dicho ésto, ¿merece la pena? Sí, pero con matices.

La historia es un homenaje al Hollywood de los años 20 donde una estrella brilla con luz propia por encima de las demás, George Valentin (Dujardin). Valentin tiene una vida de ensueño hasta que una chica (Peppy Miller, interpretada por Bejo) que está dando sus primeros pasos en el mundillo del cine, por un lado, y la llegada del cine sonoro por otro hacen acto de presencia. Su atracción romántica por la chica y su aversión ante una nueva forma de ver el cine se entrecruzan desembocando en su caída en el olvido mediático.

Estamos pues ante una historia que tiene retazos de clásicos Eva al desnudo y El crepúsculo de los dioses. Así, por un lado tenemos la clásica rivalidad enfermiza, sobre todo por parte de uno de los implicados, y por otro esa oposición al desarrollo tecnológico en el cine tan en voga por aquellos años. Nada nuevo bajo el sol, algo que no tiene porque ser un problema pero que se convierte en uno cuando la obra no llega a trascender al mero homenaje. Múltiples referencias a una época, a unos recursos estéticos y narrativos que, en ocasiones, no son todo lo funcionales que deberían ser y se quedan en algo anecdótico. Un ejemplo claro lo encontramos en la mudez que adorna la película. Hay momentos en los que parece que estamos presenciando una película actual a la que se le ha bajado el volumen, momentos en los que hay diálogos que directamente se nos hurtan sin intertítulos que los apoyen. Tengo poca experiencia con pelis mudas pero, que yo recuerde, en la mayoría de ellas todos y cada uno de los diálogos se reflejaban a través de dichos intertítulos. Diálogos que eran cortos y concisos dejan a la imagen un protagonismo mayor que el que tienen en la película que nos ocupa. Hasta aquí, los contras.

¿Por qué verla entonces? Porque es una peli encantadora y con momentos de puro ingenio. Es difícil no terminar con una sonrisa de oreja a oreja al finalizar la proyección. Lo actores no es que hagan unas interpretaciones que marquen época pero son la mar de majos y hacen un gran trabajo en favor de la película. Gran parte del encanto de ésta se debe a sus dos intérpretes principales. Además, y esto es algo muy importante, es honesta. No estamos ante el típico Slumdog Millionaire que no hace más que putear sus protas para ganar un par de lagrimillas por parte del público y un par de Oscar por parte de la Academia. Se nota el cariño que se ha puesto en ella y sus pretensiones no van más allá de los que puede tener una comedia romántica (de las buenas). Porque, al fin y al cabo estamos ante el romance de los protagonistas, el mutuo y el que mantienen con su profesión.

La puesta en escena de Hazanavicius es correcta, sin alardes pero con secuencias realmente conseguidas (los números de baile, la pesadilla, el rodaje de la película,…) que elevan de manera considerable el nivel del film. La inspirada fotogradía junto con la dirección artística contribuye a introducirnos en una época casi olvidada y llena de glamour.

La música, como cabía esperar ante una película de este tipo, está omnipresente durante la algo más de hora y media de duración. Composición tremendamente evocadora pero algo cargante en ocasiones. Me quedo con el Williams de War Horse de largo.

Por último, ¿merece la película todos los premios y alabanzas que está recibiendo? Ser es un esfuerzo encomiable, la mar de elegante y disfrutable pero también es un producto algo facilón como para perdurar en la memoria a lo largo de los años. A pesar de ello, hay más quilates de cine en la película que nos ocupa que en el 90% de la cartelera actual.

 

 

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 19 febrero, 2012 en Crítica

 

Una respuesta a “Crítica: “The Artist”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: