RSS

Crítica: “John Carter”

11 Mar

Un Marte hecho de pura maravilla

Dirección: Andrew Stanton
Guión: Michael Chabon, Andrew Stanton, Mark Andrews (Novela: Edgar Rice Burroughs)
Reparto: Taylor Kitsch, Lynn Collins, Dominic West, Mark Strong, Samantha Morton, Ciarán Hinds, Willem Dafoe, James Purefoy, Thomas Haden Church, Daryl Sabara, Bryan Cranston
Fotografía: Daniel Mindel
Montaje: Eric Zumbrunnen
Música: Michael Giacchino
Productores: Lindsay Collins, Jim Morris, Bob Roath, Colin Wilson

Antes de nada decir que la hostia que se va a llevar la peli va a ser épica. Ha costado la friolera de 300 millones de dólares, a los que si sumamos gastos publicitarios se pueden ir tranquilamente a los casi 400. Si añadimos a la ecuación que la propia Disney no estaba muy convencida acerca del producto que tenía entre manos, el fracaso estaba más que escrito. El merecimiento o no de este fracaso lo intentaré diseccionar en las líneas que siguen, pero antes nada mejor que una breve sinópsis.

John Carter es un veterano de la Guerra Civil americana que, tras ser perseguido por un grupo de indios y la caballería americana, se adentra en una cueva donde encuentra un artefacto extraño que lo transporta a otro mundo. A Marte. Allí se integrará en el pueblo de unos nativos del lugar y se verá envuelto en medio de la guerra civil entre los llamados hombres rojos, cayendo enamorado por la princesa de una de las facciones.

La verdad es que lo anterior es un resumen muy breve de una trama que abarca conspiraciones, seres casi celestiales, ciencia ficción, homenajes al peplum y al western,… Y es que quizás sea ese uno de los puntos flacos de la película ya que, con el afán de Disney de dejar la peli en 2 horitas, algunas tramas quedan algo descabezadas o se quedan en la superficie, además de lastrar el ritmo en ciertas ocasiones. Ese y la indefinición en el tono (algo de lo que también adolecía en parte War horse), son los principales problemas que lastran el conjunto. La idea de partida es tan ambiciosa que uno no puede parar de pensar en que Disney no era la más idónea para llevar una peli como esta a buen puerto. Estamos ante una peli quizás demasiado densa para los más peques y demasiado inocentona para los más mayores. ¿Solución? Dejarse llevar.

Y es que el universo creado a partir de las novelas de Burroughs es tremendamente imaginativo, rico, bello y espectacular. Mundo que me deja con ganas de saber más sobre las criaturas que lo pueblan y sus costumbres y que se queda a medio camino debido al remontaje sufrido. Que nadie acuda a Avatar, Star Wars, Flash Gordon, etc. Las novelas son la génesis de todos eses mundos y, por ende, del que nos muestra esta película. La película se beneficia, además, de un tono pulp e ingenuo que nos retrotrae a tiempos mejores para el cine de entretenimiento, tiempos donde no existía el cinismo y el público no tenía más que dejarse transportar a mundos maravillosos y que maravillaban. La primera trilogía de Star Wars, la producciones de Jim Henson en los 80, los seriales y la ciencia ficción de los 50-60, son buenos ejemplos. Quizás sin la vena artesanal de las cintas anteriormente citadas pero sí con el mismo espíritu, esta John Carter, salvando las distancias, es una digna sucesora. Puro escapismo que quizás resulte anacrónico en estos tiempos llenos de producciones sin alma. John Carter la tiene. Aunque recortada como ya he comentado.

La labor de Stanton tras las cámaras es correcta. En ocasiones peca de no dejar respirar a la película, resultando un pelín atropellada. Aunque quizás sea problema de la hora de película que se ha perdido por el camino hasta llegar a la fecha de estreno. A pesar de ello, se nota su interés por contar una historia por encima de todo. Y más teniendo en cuenta lo cortas que son algunas de las set pieces de acción. Secuencias que quizás se llevaron parte de los recortes en favor de construir una historia que se sostuviera.

Los actores cumplen. De hecho, no entiendo las desaforadas críticas a su pareja protagonista que, si bien no van sobrados de carisma, resultan lo suficientemente acertados como para no dejar indiferente, siendo Kitsch el mejor parado de los dos (también posee el mejor papel). De los secundarios casi no debería decir nada porque con semejante plantel lo difícil es que algo salga mal a nivel interpretativo.

En cuanto al apartado técnico, reseñar que se notan los casi 300 millones invertidos en el proyecto. Escenarios espectaculares y los personajes CGI mejor integrados en mucho tiempo. Otra cosa es el diseño, que puede gustar más o menos según el gusto de cada uno. Por su parte, Michael Giacchino cumple pero no maravilla a la espera de reescuchar la BSO tranquilamente en casita.

En resumidas cuentas, ¿se merece la enorme hostia que se va a llevar en la taquilla? En absoluto. Es de alabar la ambición de Stanton pero quizás no eligió a los mejores compañeros de viaje. Esperemos que en Blu-ray tengamos la opción de ver este mastodóntico film tal y como se concibió.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 11 marzo, 2012 en Crítica

 

Una respuesta a “Crítica: “John Carter”

  1. octopusmagnificens

    11 marzo, 2012 at 17:23

    Taylor Kitsch es lo mejor.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: