RSS

Crítica: “Los Vengadores”

29 Abr

La peli de hostiacas definitiva

Dirección: Joss Whedon
Guión: Joss Whedon, Zak Penn basado en los personajes creados por Stan Lee y Jack Kirby
Reparto: Roberto Downey Jr., Chris Evans, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Tom Hiddleson, Clark Gregg, Cobie Smulders, Stellan Skarsgaard, Samuel L. Jackson, Gwyneth Paltrow, Paul Bettany, Alexis Denisof
Fotografía: Seamus McGarvey
Montaje: Jeffrey Ford, Lisa Lassek
Música: Alan Silvestri
Productor: Kevin Feige
Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Avi Arad, Louis D’Esposito, Jon Favreau, Alan Fine, Jeremy Latcham , Stan Lee, Patricia Whitcher
Productora: Marvel Studios, Marvel Enterprises
Distribución: Walt Disney Company

Joss Whedon es un tipo muy peculiar, un freak que ha llegado a director y guionista de algunas de las series de televisión más representativas de las últimas décadas, guionista de cómics y director de un western espacial de lo más estimulante. El caso es que el tipo no ha llegado a donde está por pura potra, hay talento detrás. Un talento desbordante y que se podría decir que, dentro de las limitaciones impuestas por la propia Marvel, se encuentra en cada fotograma de esta Los Vengadores.

Antes de nada decir que no estamos ante una peli autónoma de por sí, sino que no vendría mal echarle un vistazo a las anteriores entregas de cada uno de los héroes de Marvel que aparecen en la peli. Al fin y al cabo se podría decir que estamos ante una continuación directa de aquellas. El film comienza con el robo por parte Loki, el vengativo hermano de Thor, de un artefacto conocido como el teseracto (también denominado Cubo cósmico) y que es una de las mayores fuentes de energía del Universo. Loki pretende emplearlo para abrir un portal que permita la llegada a nuestro planeta de los Chitauri, una raza alienígena que pretende eliminar el libre albedrío del universo y que pacta con el propio Loki la cesión del dominio sobre el planeta a cambio de la apertura de dicho portal. Obviamente se monta un cristo de tres pares de cojones y el jefe de S.H.I.E.L.D. – la organización secreta bajo el mando del dominio norteamericano- decide reclutar a la gente superespecial de nuestro planeta para hacer frente a la amenaza. Iron Man, el Capitán América, Hulk,… Todos se unen a la fiesta.

El argumento es más simple que el mecanismo de un botijo pero lo que me ha impresionado de la peli es la dinámica de las relaciones de los diferentes personajes. Estamos ante una peli coral con lo cual se corre el riesgo de que alguno de los protas palidezca respecto del resto, pero Whedon se las apaña para que todos sus personajes estén perfectamente dibujados (sin obviar el gran apoyo que suponen las anteriores pelis de Marvel) aportando a cada uno las dosis justas de protagonismo. Diálogos ágiles y llenos de humor llenan algunos de los tiempos muertos libres de acción y demuestran el enorme cariño que se ha puesto en los personajes. A todo ello ayuda que la mayoría de los actores les han cogido el puntillo a sus respectivos roles y los aborden derrochando carisma y naturalidad. Especial mención me merecen dos de ellos: la Viuda Negra y el nuevo Bruce Banner. No tanto por la excelente labor de los actores (la Johansson luce palmito y poco más) sino por los matices que se les han aportado. La Viuda Negra ha pasado de ser un personaje metido con calzador en Iron Man 2 a ser una tía fría y calculadora pero que, debajo de todo eso, oculta una profunda necesidad por redimirse de errores pasados. Por su parte, el Banner de Los Vengadores es un nerd en toda regla, más contenido y pacífico que en El increíble Hulk y que se acerca más a la encarnación llevada a cabo por Eric Bana que a la de Edward Norton. A todo ello hay que añadir los momentos en los que Banner da rienda suelta a la bestia que lleva dentro y que se convierten en algunos de los mejores de la cinta, aunando espectacularidad y comicidad.

Obviamente no puedo dejar a los amos de la función: Tony Stark alias Iron Man y Steve Rogers alias Capitán América. Tony Stark es Robert Downey Jr. desatado pero mucho más acertado que en Iron Man 2. Y es que el guión ayuda, y mucho. Es el contrapunto perfecto al resto de miembros del grupo lanzando pullitas a diestro y siniestro y ganándose el favor del respetable. Chris Evans, por su parte, compone a un personaje más clásico y heroico pero con las apropiadas dosis de humor fruto de la típica trama de “pez fuera del agua”. Quizás no sea el rol más agradecido pero Evans lo solventa con nota. Thor sale peor parado, pero quizás se deba más al actor que no al personaje. Samuel L. Jackson aporta sobriedad y presencia como Nick Fury y Renner desborda carisma como Ojo de Halcón. Todos los actores, sea su talento mayor o menor, están totalmente comprometidos con la causa. La química entre todos ellos es excelente y esto contribuye a que las dinámicas del grupo y sus conflictos queden plasmados a la perfección.

Los momentos más íntimos de la película están enlazados a través de unas elaboradas escenas de acción de las de quitar el hipo. Whedon es un excelente director de acción y nos ofrece unas escenas mastodónticas y que carecen de la confusión tan propia del cine de acción actual. Quizás algunas se alarguen en demasía (la del portaaviones) pero nunca aburren y el sentido del espectáculo nunca decae. Además, dichas secuencias no están ahí sólo para fardar de CGI sino que en ellas cada personaje muestra su puntos fuertes y los más débiles. Todos tienen algo que aportar y eso se agradece. Nada está de adorno: Hulk es una bestia, Thor también, Iron Man es un arma de destrucción masiva, el Capitán América todo un estratega en el campo de batalla, Ojo de Halcón el jodío Legolas, etc. El tercer acto es seguramente lo más bestia que he visto en mucho tiempo. Quizás guarde cierto parecido con el clímax de Transformers 3 salvo que, lo que en aquella era un más difícil todavía, aquí es un ejemplo de equilibrio y de habilidad narrativa.

Humor, aventura, buenos personajes… ¿Esta peli lo tiene todo? Evidentemente no. Y es que para dar protagonismo a nuestros héroes hay que quitar chicha a alguien y ese alguien no es otro que el villano de la función, Loki. No es que sea un mal villano, simplemente es bastante irregular. Tan pronto está comiéndole el tarro a la Viuda Negra como recibiendo hostias como panes y, claro está, uno acaba por perderle el respeto. Su ejército de bichos tampoco anda muy allá y su aportación es meramente funcional, esto es recibir leña por parte de Los Vengadores. Tampoco ayudan ciertas casualidades y licencias que se dan en el guión pero perdonables ante un espectáculo tan apabullante.

A la gente le entrará ganas de compararla con los Batman de Nolan pero no tienen nada que ver. Donde Nolan apuesta por el thriller, el cine negro y el realismo, Whedon apuesta por la diversión pura y dura, objetivos ambos de lo más estimables, y consiguiendo este último la mejor película Marvel hasta la fecha. Estamos de enhorabuena.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 abril, 2012 en Crítica

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: