RSS

Crítica: “Los mercenarios 2”

09 Sep

Que siga la fiessshta

Dirección: Simon West

Guión: Sylvester Stallone y Richard Wenk, según una historia de Ken Kaufman & David Agosto

Reparto: Sylvester Stallone, Jason Statham, Dolph Lundgren, Terry Crews, Randy Couture, Yu Nan, Jean Claude Van Damme, Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger, Chuck Norris, Jet Li, Liam Hemsworth, Scott Adkins, Charisma Carpenter, Amanda Ooms

Fotografía: Shelly Johnson

Montaje: Todd E. Miller

Música: Brian Tyler

Arte: Paul Cross

Productores: John Thompson, Les Weldon, Basil Iwanyk, Avi Lerner

Productores ejecutivos: Guymon Casady, Jason Constantine, Boaz Davidson, Danny Dimbort, Robert Earl, Jon Feltheimer

Productora: Millennium Films, Nu Image Films.

Tiros, sudor, sangre, chascarrillos y frases lapidarias. Eso es Los mercenarios 2 y a quien no le guste, ajo y agua. Sus responsables no engañan a nadie y desde los primeros minutos nos encontramos con una ensalada de tiros en territorio enemigo que hace que las correrías de Rambo por tierras vietnamitas parezcan un juego de niños.

El argumento del film se puede directamente obviar. Todo lo que tenemos que saber es que hay un tipo muy malo (Van Damme) que toca los cojones de una manera poco ortodoxa a Stallone & co. y éstos reclaman venganza. La estructura es igual de simple y, como ya he dicho, se basa en: tiros/hostias, chascarrillo/frase lapidaria, cameo y vuelta a empezar.

No estamos, por lo tanto, ante un antes y después en el género. Estamos ante una comedia de acción más que digna que hará las delicias de los nostálgicos y que cuenta con un competente artesano al mando como Simon West, autor de uno de los cantos del cisne del género de finales de los 90 -hablo por supuestísimamente de Con Air-. De hecho, se puede decir que uno de los factores diferenciales con respecto a la ramplona primera entrega es lo bien planificadas y dosificadas que están las escenas de acción. Mientras en la primera parte casi todas las balas se gastaban en el último acto del film, en esta segunda se alternan a la perfección con los momentos de  comicidad autoparódica (a veces exprimida hasta la nausea, todo hay que decirlo). Cada héroe pone sobre la mesa sus frases y clichés más conocidos para regocijo de los fans de estas viejas glorias. Estamos pues ante una película mucho más dinámica y desenfadada que su primera entrega -aún recuerdo el excelente monólogo de Rourke. Excelente pero que no encajaba para nada con el tono del conjunto- y con un ritmo mucho más afinado.

Detalle para nostálgicos y para evitar así posibles decepciones. Esta es una peli de alto presupuesto y de lo más actual. No estamos pues ante el tono áspero, serio, parco y más contenido en flipadas de lo que acostumbra el cine actual. Esto es una comedia de acción, desfasada, descontrolada y fuertemente nostálgica. No es Depredador, no es Acorralado, no es Kickboxer. Es una fiesta, un gran chiste, y como tal hay que tomárselo.

Sobre el principal atractivo del film, esto es los repartidores de leña que pululan por él, haré cuatro menciones especiales:

– La primera es para Van Damme, un tipo que ha sabido reinventarse y que tira de carisma para entregar un villano no memorable pero digno de mención. Y es que ni David Zayas ni Eric Roberts, villanos de la primera entrega, le llegan a la suela de los zapatos. Como el resto del reparto, el belga tira de repertorio, ironía, sana autoparodia y la inevitable y celebrada patada giratoria.

– La segunda es para el gran Dolph Lundgren. Aprovecha al máximo su particular físico, su carisma y su propia vida -sí amigos, el tipo es ingeniero químico- para entregar algunos de los momentos más hilarantes del film.

– La tercera para la excelente camaradería y química reinante entre todo el reparto. Hay buen rollo y eso se transmite al espectador entregando una experiencia lúdica como pocas.

– La cuarta… hay la cuarta. Sólo diré que si no se debe pronunciar el nombre de Dios en vano, si pronuncio el de este tipo, patada giratoria que te crió, así que pondré una foto suya sonriendo.

Resumiendo: ¿os gusta el cine directo, violento y con hostias a tutiplén aderezado con la presencia de los héroes de vuestra infancia? Id a verla, nivel de disfrute +1000.

¿Es mejor que Los mercenarios? Desde luego.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 septiembre, 2012 en Crítica

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: